El ozono, una solución a los malos olores

Hace poco, por casualidad, di con un producto que acababa definitivamente con los malos olores que los perros, unos más que otros, dejan en el ambiente del hogar. Me puse en contacto con la empresa que los distribuye, Asepsia, para llegar a un acuerdo y poder distribuir sus productos, que con total seguridad serán de mucha utilidad para los usuarios de mis webs.

Asepsia trabaja mediante la venta de generadores de ozono y purificadores de aire. El ozono (O3) es uno de los componentes naturales del aire. La ausencia de este gas impide la regeneración normal del aire, promueve la aparición de malos olores y de toda clase de microorganismos. El ozono, como protector medioambiental, es bactericida, fungicida y virulicida. Desinfecta, desodoriza y esteriliza. Actúa de forma potente y directa sobre la estructura química de los microorganismos, produciendo su desactivación e impidiendo su reproducción. Gracias a un innovador sistema de válvulas al vacío provistas de gas noble, ASP ha logrado imitar el proceso que tiene lugar en la atmósfera para la producción natural, silenciosa y uniforme de ozono, con un coste mínimo de energía.

El bienestar y la convivencia en el hogar dependen en gran medida de que logremos una atmósfera saludable, relajada y acogedora. La presencia de animales domésticos, ácaros, polen, humo de tabaco o partículas y microbios que se cuelan desde el exterior, envician el aire hasta enrarecerlo e impregnan la ropa, paredes, alfombras y cortinas de olores y microorganismos que provocan contagio de enfermedades, propensión a alergias o dificultades para dormir.

Más información de estos productos en la web de Encantador de Perros.